Elegir entre la Nikon D600 vs. Nikon D800, esa es la cuestión (Parte 1)

A estas alturas puede que más de uno ya se haya hecho a la idea que soy un fanboy de Nikon. Me gustaría pensar que no es así. Me encantaría hablar de Canon y de la Mark III, pero no me gusta hablar de lo que no conozco. Como la mayoría de fotógrafos, en su momento tomé una decisión y me decanté por Nikon. Podría haber sido al revés, pero ahora mi universo fotográfico es Nikon y aunque me interesa lo que hacen el resto de marcas, no les dedico ni una décima parte del tiempo que dedico a Nikon.

Pese a ello, he de decir que no considero que una marca u otra sea decisiva para hacer buenas fotos. El fotógrafo es la pieza más importante del equipo y cualquier fabricante de los reconocidos (Nikon, Canon, Sony, Pentax, Leica, etc.) tiene cámaras que no deberían imponer limitación alguna para crear imágenes fantásticas.

Después de este disclaimer, puedo por fin acometer el verdadero objetivo de este post. La decisión que está quitándole el sueño a muchos nikonistas con una full frame entre ceja y ceja. Hay que decir que este post imita y amplía el publicado en Brigadir y nos cuenta las principales diferencias entre las dos cámaras.

Las Nikon D600 y D800. Una elección difícil.

0. 36 Mp vs. 24Mp
La primera diferencia obvia está en la mente de todos. La D800 produce imágenes de 36 Megapíxeles que rayan en el límite del formato medio. La D600 genera fotos de 24 Megapíxeles que son muchos más de los que el común de los mortales necesitará en su vida.

1. Precio
Pese a que en un primer momento se rumoreó que la D600 tendría un precio asequible lo cierto es que a la hora de la verdad la diferencia con la D800 tampoco es tan grande (especialmente en Europa). Así, mientras la D800 puede encontrarse por unos 2600 Eur (por ejemplo en Amazon.de, Amazon.co.uk y Redcoon) la D600 ronda los 2000 Eur (una notable diferencia con el precio de 2000$ en USA). Poco hay que comentar, y tendrán que ser las 19 diferencias restantes las que digan si merece la pena una frente a la otra.

2. Velocidad máxima de obturación
Nikon ya tuvo problemas con la D700. Sacó una cámaraprosumertan buena, que casi nadie decidió comprar el modelo profesional. Por eso, con la D800 y D600 estoy seguro que los señores de Nikon han pasado largas semanas intentando establecer diferencias que justifiquen la diferencia de precio. Una de ellas es la velocidad de obturación máxima. La D800 puede disparar a 1/8000 de segundo, mientras que la D600 solo a 1/4000. Curiosamente la más barata D7000 si iguala a la D800, por lo que esta diferencia parece forzada para diferenciar modelos.

Esta podría no parecer una gran limitación salvo que nos dediquemos a deportes de velocidad, pero una mayor velocidad de obturación nos puede venir muy bien para abrir al máximo objetivos muy luminosos y lograr poca profundidad de campo. Eso sí, nada que un filtro de densidad neutra no arregle.

3. Velocidad máxima de sincronización de flash
La velocida de sincronización de flash es otra de esas características que al aficionado medio no importarán en absoluto (ni siquiera sabrá el por qué de todo el jaleo). La D600 cuenta con una velocidad máxima de sincronización de 1/200 de segundo, mientas que la D800 cuenta con 1/250.

Lo cierto es que nuevamente, una velocidad de sincronización mayor permite disparar en situaciones más luminosas y por lo tanto nos proporciona una maoyr profundidad de campo. Si utilizamos el flash de una manera un poco creativa (p.ej., ver Strobist) estas son el tipo de cosas que nos pueden limitar.

4. Peso
Sin tarjetas de memoria la D600 pesa 760g. y la D800 900g. Esos 140 gramos puede que no parezcan mucho en el supermercado, pero colgados al cuello todo el día son ciertamente una diferencia a tener en cuenta. Eso sí, para aquellos como yo que arrastran medio equipo de fotografía en una bolsa inmensa, esa diferencia de peso no es un factor clave.

5. Tamaño
El tamaño del cuerpo es significativamente más grande en el caso de la D800. La altura es 10 mm mayor y el volumen también es superior. Lo que para algunos puede ser una ventaja (una cámara más compacta) para muchos otros no lo es. Aquí entran valoraciones como la ergonomía, la posición de los controles y las manos grandes que algunos tenemos y que a veces prefieren caballo grande (y en este caso, el caballo grande anda y anda mucho).

6. Robustez
Aquí hay una diferencia clara. La D600 no está hecha por completa de aleacción de magnesio, que es el metal utilizado por Nikon en sus cuerpos profesionales. En realidad, tan solo la parte superior es metálica y la parte inferior de policarbonato. Esto puede que no implique ninguna consecuencia directa, pero lo cierto es que al menos en teoría, la D800 resistiría algún golpe de más frente a la D600.

El cuerpo de la D600 no es tan robusto como el de la D800 y tan solo la parte superior es de aleacción de magnesio

7. Tarjetas de memoria
La D800 opta por el estándar profesional hasta la fecha (con excepción de la Nikon D4) con la inclusión de una ranura para tarjeta CF. La tarjeta secundaria (para copias de seguridad o, por ejemplo, video) es una SD. La D600 cuenta con dos tarjetas SD. La decisión aquí es difícil. Por una parte homogeneizar tarjetas hace la vida fácil al fotógrafo, que no tiene que comprar dos formatos diferentes. Por otra, la fiabilidad y la velocidad de las tarjetas CF es superior a la de las SD.

8. Conectividad Wifi
La D800 no es compatible con el transmisor WT-5 que puede acoplarse a la D4. La alternativa es el WT-4a, que es viejo y da problemas. La D600 ha salido pudiendo equipar el transmisor WU-1b que permite el control desde un teléfono o una tableta. Esto es especialmente útil en el trabajo de estudio (donde las fotos se envían directamente a un ordenador o tableta para verlas más grandes). Sin duda, un punto a favor de la D600. (Una alternativa para la D800 podría ser usar una tarjeta SD Wifi, pero parece ser que también tiene problemas de compatibilidad con las mismas -aunque hay personas que han conseguido hacerlas funcionar)

9. Sensibilidad ISO y densidad de píxeles
La teoría dice que cuantos más pequeños son los píxeles, mayor nivel de ruido generan. La teoría está en lo cierto, siempre que hablemos a igualdad de tecnologías. Comienzan a aparecer diversos test de ruido que nos demuestran que seguramente la diferencia de precio entre las dos cámaras también tenga que ver con el sensor. De hecho, a tamaño real, la diferencia de ruido entre la D600 y la D800 es casi inapreciable. La diferencia está, claro, en que la D800 cuenta con 12 Megapíxeles adicionales y por tanto el nivel de detalle es mayor.

Los puristas nos dicen sin embargo que el test práctico es comparar las imágenes al mismo tamaño (24Mp). Es decir, reduciendo el tamaño de la imagen de la D800 para compararla con la D600. Esto tiene su lógica puesto que la D600 no puede producir imágenes más grandes, mientras que la D800 ofrece las dos posibilidades y lo que se consigue así es encontrar un común denominador. En este caso las pruebas muestran que el ruido siguesiendo muy similar, pero el nivel de detalle de la D800 es sin duda mayor.

Ruido de la D600 (izquierda) vs. D800 (reducida a 24Mp)

Así pues, una buena (y necesitada) victoria para la D800 que ya le otorgó la prueba de DxO (los laboratorios que otorgan puntuación a los sensores en función de su calidad) y que sigue clasificando esta cámara como el mejor sensor fabricado hasta la fecha (la D600 ocupa el tercer lugar).

10. Sistema de enfoque
Si no fuera porque la D800 ha dado problemas con el sistema de enfoque (desde que Ming Thein identificara un problema con la parte izquierda del mismo) la D800 tendría ventaja. Sus 51 puntos de enfoque cubren una parte mucho mayor del visor y por lo tanto son más versátiles. Pero lo cierto es que parece que el enfoque de la D600 es rápido y fiable, y después de los problemas de la D800, eso es mucho decir. (PD: El enfoque de la D800 ya tiene solución y parece ser que definitiva)

Ir a parte 2