Nikon D600 vs. D800. La batalla de las FX (parte 2)

Primera parte
Este post es la segunda parte de la entrada dedicada a comparar las dos últimas cámaras de Nikon en formato FX, la D600 y la D800. En la primera parte pueden encontrarse las primeras 10 diferencias entre las dos cámaras. Esta entrada refleja otras 10 diferencias adicionales.

11. Vida útil del obturador
Como muchas de las diferencias en esta segunda parte de la comparativa, esta puede que no le quite el sueño a la mayoría de mortales. La vida útil del obturador en la D800 (según Nikon) es de 200.000 disparos. En el caso de la D600 es de tan “sólo” 150.000. Estas cifras son importantes para fotógrafos profesionales. Sin embargo, el aficionado de a pie debe decidir si esto supone un factor diferenciador.

Por ejemplo, mi D300 acumuló tan solo 15.000 disparos en 4 años. Con una vida útil esperada de 150.000, no parece que este sea en mi caso un factor crítico. En cualquier caso, se trata de un signo de robustez mecánica (aunque también posiblemente de difereciación de marca).

12. Disparo continuo
Nuevamente se trata de una diferencia que tendrá que valorar el usuario. Durante meses hemos estado leyendo a potenciales usuarios de D800 (en realidad los propietarios de la cámara estaban por ahí haciendo fotos) diciendo que los 4 fps (frames por segundo, o disparos por segundo) que ofrece este cuerpo son insuficientes. La D600 logra 5,5 fps, lo que la iguala con la D700 (la antecesora en FX en Nikon).

Personalmente, ahora que he probado la D800 debo decir que a mí me parece una cámara muy rápida y para mi uso sobra. Especialmente porque cámaras potencialmente más rápidas (mi D300 alcanzaba 8 fps con el grip) a veces tan solo alcanzaban esas cifras disparando en JPG y no en RAW. La D800 tiene 4fps “reales”, es decir, en todas las condiciones. Salvo fotógrafos de eventos deportivos, creo que es más que suficiente.

13. USB2 vs USB3
Para la mayoría de los usuarios de Mac puede que esto no sea mucha ventaja. Hace poco salieron los primeros ordenadores de Apple que soportan el nuevo estándar USB, aunque aún no viene de serie en muchos (y si tu ordenador tiene algún tiempo, no lo tiene seguro). En el caso de los PC la cosa puede que mejore un poco puesto que se comenzó a instalar hace más tiempo.

Sin embargo, para quién tenga un ordenador que si lo soporte, la diferencia puede ser notable. Al fin y al cabo estamos hablando de ficheros muy muy grandes, y los tiempos de transferencia entre cámara y ordenador se hacen eternos.

Obviamente, dicho todo esto, no hay nada que no se arregle con un lector de tarjetas. Y en este caso hay que recordar que aparte del estándar de comunicación, nos veremos tremendamente limitados por la velocidad de la propia tarjeta de memoria.

 

14. Baterías y grips
Siendo fieles a la entrada de Brigadir en la que está basada este post, tenía que incluir este punto. Sin embargo me parece que no hay diferencias notables. Las dos cámaras usan la nueva batería EN-EL15, lo que obligará a antiguos usuarios a renovar su parque de baterías. Las dos utilizan grips nuevos (MB-D12 y MB-D14) . El grip de la D800 permite aumentar los fps del disparo continuo (aunque no en RAW) pero el grip de la D600 es casi 70 Eur más barato. Diferencias, pero escasas.

15. Conectividad de flash (¡y GPS!)
La D800 cuenta con un conector PC sync para sincronizar el flash con cable. Aunque ambas cámaras cuentan con el sistema de sincronización inalámbrico de Nikon (a través del flash de la propia cámara) este conector puede suponer una diferencia para trabajar en estudio.

Además, la D600 tampoco tiene el conector de 10 pines que permite conectar una unidad para enlazar con un GPS bluetooth externo, en una de las soluciones más elegantes que existen para georreferenciar fotos con una Nikon. En el caso de la D800 se conectaría en el frontal de la cámara a través del PC-sync, mientras que en la D600 tendríamos que abrir el compartimento de los conectores (USB, HDMI) siendo bastante más incómodo.

16. Nikon Professional User Scheme
Los usuarios “profesionales” de Nikon tienen ciertas ventajas. Para estar registrado como usuario profesional hay que tener equipo profesional (al menos un cuerpo y un par de objetivos). La D800 cuenta como profesional, la D600 no. Pero dudo que nadie decida en función de esto.

17. Botón AF-On
Hace tiempo que no dejo que la cámara enfoque lo que quiera y cuando quiera. Para ello, tuve que acostumbrarme a una técnica que consiste en enfocar con el pulgar con el botón AF-On y disparar luego. De esta manera es posible elegir con precisión el punto y momento del enfoque y una vez queda fijado el disparo no necesita esperar.

Aunque en cámaras como la D600 este botón no está presente (sí en la D800) es posible reprogramar el botón de AE-L/AF-L. Sin embargo mi experiencia con este tipo de cuerpos es que el posicionamiento no suele ser tan ergonómico (posiblemente una indirecta de Nikon nuevamente para comprar el cuerpo caro)

18. Dial de modos y modos de escena
La D800 cuenta con un dial profesional. Eso quiere decir que no cuenta con un modo “Auto” ni con los típicos modos de “escena” (paisaje, retrato, etc.). Se sobreentiende que un profesional no necesita todo esto y sabe cómo configurar su cámara para cada ocasión.

Vista superior con el detalle del dial de modos de la Nikon D600

La D600 está vestida de cámara de consumidor de a pie, y por lo tanto sí tiene modo Auto (aunque quién use una D600 en modo Auto sin duda no merecería tener esa cámara). Aparte de la estética (sin duda baja muchos enteros tener la ruedecita con el Auto y el paisaje) el dial profesional permite acceder a la configuración de ISO, calidad, balance de blancos y horquillado sin entrar en menús. Para los que estamos acostumbrados a dicha disposición esto sí puede suponer un elemento diferenciador.

19. Modos de medición de luz
La diferencia nuevamente estriba en los controles físicos disponibles. La D800 permite acceder a los distintos métodos de medición de luz (matricial, media ponderada o puntual) con un interruptor físico y no mediante menú. Esta diferencia puede que no sea crítica para muchos usuarios, pero puede ser la diferencia entre conseguir una foto y no conseguirla (siempre que sepamos lo que queremos y dónde encontrarlo).

20. Fotómetro (sensor luz)
El fotómetro de la D800 utiliza un sensor para medir la luz de 91.000 puntos, idéntico al que monta la carísima D4. Eso permite medir la luz de manera increíble y he de decir que es uno de los apartados en los que brilla la D800.

La D600 utiliza un sensor más antiguo de 2.016 píxeles y aunque no tengo experiencia con su comportamiento (seguro que muy bueno) tal vez no sea tan brillante como la D800 en este aspecto.

Conclusiones
Nikon ya cometió una vez (con la D700) el error de que una de sus cámaras fuera más deseable que otros cuerpos mucho más caros. Sin embargo la competitividad en los cuerpos más baratos hace que a veces sea difícil diferenciar los segmentos. Personalmente creo que con la D600 y la D800 lo ha conseguido. Se trata de dos cámaras excelentes, y cada una de ellas responde a un perfil y un tipo de necesidades.

Si sigues leyendo tal vez esperes mi recomendación. Como siempre, te voy a recomendar comprar la más barata (D600). Sobre todo si no has entendido o si no le has visto mucha diferencia a muchas de las 20 razones que te exponía en estas dos entradas. La D600 es una cámara que por prestaciones sobrepasa la capacidad de la mayoría de los fotógrafos amateurs (entre los que me incluyo). Es decir, el factor más limitante del equipo será siempre el fotógrafo y no la cámara. Los 600 Eur de diferencia debieran ir invertidos en objetivos profesionales que es lo que merece una cámara FX de la calidad de la D600.

Sin embargo, para aquellos usuarios que no quieran renunciar a controles y cuerpo profesional (acceso físico directo a opciones mediante botones y no menús, sellado del cuerpo, autoenfoque y fotómetro profesionales) y que sepan que van a sacar partido a estas pequeñas diferencias, la D800 será mejor opción. Al fin y al cabola diferencia es de tan “sólo” 600 Eur (la siguiente cámara, la D4, está a más de 2000 Eur de diferencia de la D800 y el salto no es mucho más drámático).