Etiquetado: fotografia digital

Abierta la preinscripción para nuestro curso de julio

Estamos a mitad de febrero, y aunque esta semana las temperaturas son mucho más razonables que hace unos días, estamos en pleno invierno. Sin embargo, estoy seguro que muchos de los pixelandos ya están pensando en estos momentos en aquello que harán el próximo verano, en concreto en el mes de julio.

Futuro alumno de nuestro curso de julio deseando que llegue el verano
Futuro alumno de nuestro curso de julio deseando que llegue el verano

Nuestra sugerencia es clara: apuntaos a nuestro curso intensivo de Photoshop y Fotografía Digital. Dos semanas electrizantes en las que mejorar notablemente la capacidad de capturar buenas fotografías, revelarlas de manera adecuada y editarlas con el software de referencia de la industria.

Podéis realizar la preinscripción a nuestro curso en el siguiente enlace:

Nuestros dos últimos cursos han colgado el cartel de no hay billetes, por lo que nunca es demasiado pronto para garantizarse una plaza en nuestro curso. Quedan unos meses, pero podéis ir preparando las gafas de sol, las chanclas, la toalla y afilando vuestra cámara digital.

Corrección de balance de blancos con Photoshop y Lightroom

En nuestros cursos de Photoshop y Lightroom, una de las técnicas que más éxito suele tener entre nuestros alumnos es la de la corrección del color en fotografías mediante el balance de blancos. Esta técnica es fundamental para aquellos que hagan fotografía de producto o de arte, entre otras. Por ejemplo, hace unas cuantas ediciones, una de nuestras alumnas se dedicaba a la venta de bolsos por Internet, y obviamente una reproducción correcta del color era fundamental para ella.

Este problema tiene fácil solución. Adobe Camera Raw (el motor de revelado que comparten tanto Photoshop como Lightroom) permite realizar una corrección de balance de blancos. Sin embargo, esta técnica se puede aplicar a cualquier imagen (por ejemplo un jpg) simplemente usando el Camera Raw como filtro o directamente en Lightroom.

Para ello es necesario tener una referencia en la imagen de un gris neutro. Si existe un color predominante al que haya virado la fotografía, indicándole al Camera Raw dónde está el gris neutro es capaz de corregir el color en la imagen.

Juego de tarjetas incluyendo una de gris neutro
Juego de tarjetas incluyendo una de gris neutro

Para demostrar lo fácil que resulta, recientemente en mi visita al Metropolitan Museum en Nueva York, llevé una tarjeta gris bkTarget (de la que haré una review en el siguiente post). La idea era fotografiar obras de arte y conseguir reproducir fielmente los colores (después de revisar la política de fotografía del museo, entendemos que dado el uso no comercial que hacemos aquí, podemos publicar esta pequeña muestra).

El primer paso si contamos con una tarjeta gris es realizar una fotografía de la misma junto al objeto que queremos reproducir fielmente. Si hay algún color predominante, el gris de la tarjeta se verá contaminado por dicho color (como se puede apreciar, la tarjeta gris que usamos es bastante poco convencional al ser circular).

GRAY CARD
Tomando una muestra con tarjeta gris

Parecería que esto es mucha molestia y que, al fin y al cabo, nuestra cámara es muy buena y sacará “bien” los colores. Una simple búsqueda en Google Images nos muestra que conseguir el color correcto en este cuadro no debe ser tan fácil (en la captura, hay 7 imágenes distintas del mismo cuadro, y todas tienen distinto color -la octava es de un cuadro distinto).

Distintas versiones del mismo cuadro, todas con distinto color
Distintas versiones del mismo cuadro, todas con distinto color

Utilizando el cuentagotas que hay en Camera Raw sobre la tarjeta gris, podemos ver que el programa corrige automáticamente el color y cuáles serían los valores a corregir en el balance de blancos en cualquier otra fotografía tomada con esa misma luz. Una vez sabemos los valores de “temperatura”  y “matiz” que corrigen la luz, los aplicamos a la foto del cuadro en sí. Los colores quedan corregidos:

En este caso, la corrección es algo sutil y es posible que incluso en algunos monitores cueste apreciarla. Esto significa que la luz existente en el museo es bastante neutra y (como debiera ser) no modifica el color del cuadro. De todas las fotografías hechas durante aquel día, esta era la que una mayor variación de color experimentaba al corregir el balance de blancos.

Sin embargo, en muchas otras situaciones, los cambios pueden ser bastante sorprendentes (por ejemplo en el caso de fotografías realizadas bajo luz fluorescente, cuya contaminación verde puede ser eliminada de esta manera).

Lo mejor de todo, es que para corregir el color ni siquiera es necesaria una tarjeta gris. Tomando un punto en la fotografía que sea blanco o gris, Camera Raw realizará una corrección de color. Sin embargo, si queremos una reproducción fidedigna del color, una buena tarjeta gris será nuestra mejor aliada.

La importancia del revelado en Camera Raw

La segunda oportunidad

Hace muchos años (debe ser que me estoy haciendo viejo) había un programa en Televisión Española. En la cabecera, un coche chocaba contra una piedra y se nos planteaba que bueno sería en ocasiones contar con una segunda oportunidad.

Por alguna razón nuestro cerebro saca recuerdos del baúl que creíamos olvidados, y la Segunda oportunidad me vino a la cabeza al hacer una entrada sobre el Camera Raw. Al fin y al cabo, para los que venimos de hacer foto con película química, el disparar en RAW se ha convertido en una nueva oportunidad para realizar correcciones que antes, como mínimo, requerían el acceso a un laboratorio para el revelado. Una oportunidad para poder corregir decisiones que muchas veces se toman en una décima de segundo.

En nuestros cursos siempre explico que una vez se descubre el RAW, nunca se vuelven a hacer fotos solo en jpg (como toda afirmación categórica, esta debiera considerarse en el contexto adecuado). El almacenamiento es hoy en día barato (comparado con la inversión en equipo fotográfico) y para cualquier aficionado a la fotografía, hacer las fotos en RAW debería estar fuera de toda cuestión.

El revelado de archivos RAW puede hacerse mediante los software propietarios de los fabricantes de cámaras (Nikon y Canon, por ejemplo, tienen los suyos) y podría discutirse que es la manera de obtener los mejores resultados. Pero desde hace ya una década, Adobe ofrece dentro de Photoshop el Camera Raw. Personalmente, y dado que tengo cámaras de varias marcas, prefiero dominar el programa de Adobe (presente en Photoshop y Lightroom) que me permite revelar los archivos de cualquier cámara presente y futura.

En cuanto a la calidad de los resultados, personalmente creo que el resultado de un revelado depende en gran medida de los gustos personales y del conocimiento del programa utilizado. Por ello, aunque es muy probable que si tuviera un perfecto conocimiento del Nikon Capture NX2, mis revelados de RAW serían potencialmente mejores, en la realidad, domino mucho mejor el software de Adobe y ello me permite conseguir el resultado que busco de manera más fácil y consistente.

El número de funciones de Camera Raw ha ido creciendo desde su creación en 2002 (apareció con la versión 7 de Photoshop como un plugin) y resultaría imposible cubrirlas en este post. Pero si al menos consigo transmitir la potencia del programa para revelar y mejorar nuestras fotografías, habré cumplido mi misión. Este es un ejemplo de una fotografía tal cual sale de la cámara y tras una edición de 3 minutos en Camera Raw:

Antes y después de un revelado con Camera Raw
Antes y después de un revelado con Camera Raw

Los usuarios de Photoshop puede que piensen inmediatamente que este tipo de edición también es posible sin recurrir al Camera Raw (existen una serie de herramientas en Photoshop que nos permitirían obtener un resultado como mínimo parecido). Sin embargo, Camera Raw trabaja con el archivo nativo del sensor de la cámara, por lo que la cantidad de información que contiene dicho archivo es mucho mayor que la que la contenida en un jpg típico de 8 bits.

Eso quiere decir que las ediciones en Camera Raw suelen tener una calidad final mucho mejor que aquellas que hacemos en Photoshop a partir de los jpg que la cámara. Una buena edición en Camera Raw debería producir una imagen incluso mejor como la original que sale de la cámara. Esto debe notarse en detalles como el ruido o los artefactos que un visionado al 100% a veces muestra:

Detalle Revelado Camera Raw
Detalle al 100% de la imagen revelada en Camera Raw (pulsar para ampliar)

Como ya comentába en aquel post de hace unos meses sobre la ética del Photoshop, el revelado de imágenes ya existía antes del Photoshop y un revelado en Camera Raw, pese a las grandes mejoras que puede suponer, no debe considerarse (en la mayoría de las ocasiones) como un retoque. De hecho cualquier cámara digital (incluso las de nuestros teléfonos móviles) realizan un revelado del archivo raw con herramientas muy similares a las disponibles en Camera Raw. De hecho, cualquier cámara antes de mostrar la imagen en la pantalla realiza al menos algún ajuste en las siguientes funciones:

  • Balance de blancos (temperatura de color de la fotografía)
  • Enfoque (aumenta nitidez)
  • Reducción de ruido
  • Corrección de distorsión de lente y viñetas
  • Corrección de luces y sombras
  • Interpretación del color y determinación del nivel de saturación
  • Curva “S” para incrementar contraste

En definitiva, se trata de tomar control acerca de cómo la imagen que hemos capturado se plasma finalmente. Y de hecho, con el rango dinámico y la profundidad de color de 14 bits de algunas de las cámaras actuales, realmente supone tener una segunda oportunidad de acertar con nuestra foto (de ahí la referencia al principio de la entrada).

Revelar una imagen en Camera Raw es un proceso sencillo, pese a que dominar los fundamentos que lo permiten y un control total del proceso requieren una dedicación mucho mayor. Seguramente dedicaremos muchas más entradas en Pixelando a todos esos detalles, pero mientras tanto, dejo al lector con 3 mensajes clave:

  1. El revelado en raw proporciona un control total sobre las imágenes que capturamos con nuestra cámara digital. Por ello, si consideramos una afición relativamente seria a la fotografía, esta será una de las características imprescindibles de nuestra cámara.
  2. El guardar todas nuestras fotos en formato raw nos garantiza la mayor flexibilidad y posibilidad de edición de nuestras imágenes que existe. La memoria (tarjetas y disco duro) es mucho más barata que el resto de nuestro equipo.
  3. Dominar el revelado en raw es imprescindible para cualquier fotógrafo aficionado o profesional.

Para no dejar en ascuas a los apreciados lectores, aquí adjunto una serie de enlaces a documentación online de Adobe acerca de cómo usar el Camera Raw:

 

 

La obsesión por la vibración – Cómo hacer fotos más nítidas

Una premisa básica para hacer fotos con una nitidez profesional es limitar la vibración al máximo al realizar una foto. Con las nuevas cámaras en las que el número de pixels es cada vez mayor, esta máxima cobra una mayor importancia, ya que los megapixels no engañan y cualquier mínima vibración nos dará como resultado una imagen que no corresponde con el ideal que imaginábamos cuando compramos nuestra carísima cámara con nuestro objetivo profesional.

En fotos tomadas a pulso (es decir sin trípode) una buena técnica es fundamental. Personalmente desde que descubrí la empuñadura adicional (grip) para mis DSLR no puedo vivir sin ella. Para los que no sepáis de lo que hablo, me refiero a ese apósito que se añade a la parte inferior de la cámara y que la hacer parecer más “profesional”:

Nikon D600 con empuñadura adicional
Nikon D600 con grip MB-D14 adicional

Es cierto que es un complemento caro, pero también es cierto que existen modelos clónicos que por una fracción del precio nos permiten obtener las mismas ventajas que el original. Estas son, por orden de importancia para mí:

  • Mayor ergonomía de la cámara, especialmente para personas con manos grandes, en cualquier tipo de foto.
  • Acceso a todos los controles en fotos verticales (joystick, ruleta y botón de AF-ON)
  • Mejor equilibrio de la cámara con objetivos grandes.

A mí me ha permitido mejorar en mi técnica y reducir la vibración de las mismas. Además es la única manera de aplicar la técnica de grip de Joe McNally (la que él de manera cachonda titula “Da Grip” y que además como explica el bueno de McNally favorece a los que enfocamos con el ojo izquierdo):

Tal vez no sea necesario llegar a la técnica contorsionista de Joe para lograr que nuestras fotos sean más nítidas. Pero lo que sí es seguro es que mantenerse erguido, meter los codos pegados al cuerpo, sujetar el objetivo por debajo e intentar evitar la respiración u otros movimientos (ayuda apoyarse en una pared) nos permitirá tomar fotos más nítidas.

Pero si hay algo que evidentemente nos puede dar fotos perfectamente nítidas evitando el movimiento es un trípode. Otro día hablaremos sobre trípodes y rótulas, pero vaya por delante que un mal trípode es siempre una inversión a revisar y que a todo el mundo le haría bien leer este clásico post de Craig Inram sobre “cómo ahorrar dinero comprando un trípode“.

Las mejores fotos de paisajes y arquitectura que recordemos tienen muchas probabilidades de haber sido tomadas con un trípode. Es más, con un trípode muy caro y pesado. Sin embargo ese no es el final del viaje. Incluso un gran trípode no nos garantiza el fin de las vibraciones. Hay dos factores adicionales que pueden introducir vibración:

  1. La propia pulsación del disparador: Cuando apretamos el botón para hacer la foto, incluso cuando la cámara está sobre un trípode, se genera una pequeña vibración. La solución para este mal es un disparador remoto (ya sea inalámbrico o por cable) que evitará que toquemos directamente el cuerpo de la cámara y la hagamos vibrar.
  2. La acción del espejo: En las reflex digitales (como en las analógicas) el espejo de la cámara se levanta antes de tomar la fotografía. La subida y bajada del espejo se transmite al resto del cuerpo e introduce una ligera vibración. La solución es poner la cámara en posición de “mirror lock-up” que deja el espejo subido antes de que disparemos para que el espejo no interfiera en la foto (en esta posición, una vez sube el espejo somos incapaces de ver a través del visor)

No hace mucho encontré este video que me pareció una genial idea para cuantificar cuanta vibración podrían introducir estos dos factores:

La conclusión clara parece ser que salvo para aplicaciones muy concretas, tal vez no sea necesario bloquear el espejo.

Como veis, el título no era exagerado. Algunos realmente tienen obsesión por la vibración. Pero lo cierto es que si vais aplicando algunas de estas técnicas descubriréis que al menos ya tenéis controlados algunos de los muchos factores que nos permiten lograr imágenes de gran calidad técnica.

Nikon D600. ¿La full frame asequible? – Precio y especificaciones

En los últimos días parece confirmarse que Nikon quiere cambiar el mercado de las DSLR (cámaras réflex digitales). Tras la aparición de la D800 el cambio de concepto de la marca japonesa se hizo visible, sustituyendo la D700 (una cámara con pocos píxeles pero una excelente calidad a baja luz) por la D800, que rompía la barrera de los 30 Megapíxeles y apostaba por cantidad, pero también por mucha calidad.

Ahora le ha llegado el turno a la D600. Si las especificaciones que publica la siempre bien informada NikonRumors son correctas, estamos ante una DSLR full frame (de sensor de 35mm) a un precio muy asequible (se rumorea en torno a 1500$, lo que podría convertirse en unos 1200 Eur).

Imagen filtrada de la Nikon D600 (Xitec.com)

Evidentemente, este precio es de todo menos barato para la mayoría de los mortales, pero si pensamos que hasta hace tres años los sensores de tamaño completo eran exclusivos de cuerpos profesionales (cámaras que, sin objetivos, valen más de 5000€) lo cierto es que la perspectiva a más de uno le está poniendo los dientes muy largos.

Es importante destacar para los no iniciados que una cámara con un sensor FX (denominación que Nikon utiliza para los sensores Full Frame o de 35mm) puede que no sea compatible con nuestros objetivos actuales.

Saldremos de dudas dentro de pocos días, pero con las especificaciones prometidas parece muy difícil justificar la compra de la D800 por la diferencia de precio. Habrá que esperar para ver cómo se comporta el sensor de la D600 (el de la D800 es espectacular) así como el sistema de enfoque, una de las parcelas en las que Nikon está teniendo más problemas últimamente.

Estas son las previsibles especificaciones de la D600 (Nikonrumors.com):

  • Sensor de 24.7MP full frame
  • Peso: 760g (850g con batería y tarjetas de memoria) -la D800 pesa 900g
  • Pantalla de 3.2″ LCD con 921.000 píxeles y sensor de luz
  • Salida HDMI
  • Compresión de video: H264/MPEG-4
  • Video Full HD con 30p, 25p, 24p, HD with 60p, 50p, 30p, 25p
  • Visor con cobertura del 100%
  • Motor de enfoque incluido en el cuerpo (para objetivos autofocus sin motor)
  • Cuerpo de aleacción de magnesio (solo la parte superior y trasera) y sellado anti-elementos
  • Rango ISO: 100-6400 (con Lo-1 ISO 50 y Hi-2 ISO 25,600)
  • 39 puntos de enfoque AF (con opción de 11), 9 de ellos de tipo cruz
  • Detección de caras en el enfoque
  • Compensación de exposición: ±5 EV (igual que la D800)
  • Batería EN-EL15 recargable de ión Litio
  • Disparo de ráfaga de 5 fps -disparos por segundo (igual que la D700, la D800 tiene 4fps)
  • Máxima velocidad de obturación de 1/4000 s
  • 2 ranuras de tarjeta SD card con soporte Eye-fi para transmisión Wifi
  • Flash integrado con velocidad de sincronización de 1/250 s
  • Dos configuraciones de usuario: U1 y U2
  • Botón de Fn
  • Modo de recorte DX automático
  • Editor RAW incorporado
  • Función time-lapse
  • Función HDR
  • Grip externo de batería nuevo
  • Procesado de imagen de 16 bits
  • Procesador Expeed 3
  • Máxima grabación de video: 30 minutos
  • Micrófono integrado
  • 19 modos de escena
  • Vida útil: 150.000 actuaciones (la D800 tiene 200.000)

Curso de Photoshop CC 2017 Avanzado y Fotografía Digital

Curso Photoshop CC - Valencia

  • Preinscripción a partir de marzo
  • 32ª Edición –  45 horas (4.5 ECTS)
  • Del 26 de mayo al 1 de julio de 2017
  • Dos clases por semana. Viernes de 15:30 a 20:30 y sábados de 09:00 a 14:00. El 16 y 17 de junio no habrá clase.
  • Certificado de la Universitat Politècnica de València
  • Incluye libro profesional o tableta Wacom (a elegir)
  • Dirigido a principiantes y usuarios medios que desean alcanzar un nivel avanzado de Photoshop
  • Más información: info@cursophotoshop.com
  • Próximas ediciones:
  • Octubre 2017

Los mismos conceptos que presiden Pixelando son los que aplico en mis cursos de Photoshop y fotografía digital. El Photoshop es un programa extremadamente potente y complejo, hasta el punto que resulta prácticamente imposible dominarlo en su totalidad. Siempre existen rincones oscuros en los que habitan herramientas que no hemos necesitado y quizás no necesitemos jamás.

Por ello, dominar el Photoshop no es conocer todas y cada una de sus funciones. Es necesario contar con una base muy sólida de sus conceptos más fundamentales (capas, canales, máscaras, filtros, herramientas principales) pero su verdadero manejo avanzado viene de la sabia combinación de todos ellos. Una buena base en Photoshop siempre nos permitirá resolver un problema en poco tiempo, aunque nos tengamos que aprender una nueva herramienta.

Por otra parte, muchos de nuestros alumnos son fotógrafos aficionados que han descubierto un nuevo mundo en el campo de la fotografía digital y quieren obtener imágenes fantásticas. Sin embargo, aunque el Photoshop y el Camera Raw nos van a permitir una libertad creativa sin precedentes con nuestras fotos, una buena técnica fotográfica y unos conocimientos básicos de fotografía nos ahorrarán mucha edición posterior y nos proporcionarán una gran satisfacción.

Es decir, a veces la mejor solución (o retoque) es no necesitar ninguna solución. Una buena foto de partida, surgida de un conocimiento adecuado de nuestra cámara digital y de la técnica necesaria, puede ser mucho más importante a la hora de obtener resultados que un gran dominio del Photoshop aplicado a una mala fotografía de partida.

Empire State - Antes y después de un revelado de 3 minutos en Adobe Camera RAW
Empire State Building – Antes y después de un revelado de 3 minutos en Adobe Camera RAW

Gracias a este enfoque, probado durante un gran número de ediciones, nuestro curso de Photoshop consigue satisfacer tanto al principiante como al usuario habitual del programa. El primero consigue adentrarse de manera intensiva en el mundo de la edición digital de imágenes. El segundo obtiene una profundidad mucho mayor en el conocimiento del programa, pero también en sus bases técnicas.

El curso decepcionará a aquellos alumnos que esperen una revisión pormenorizada de cada elemento de menú. Sin embargo, aquellos que busquen aprender a utilizar o hacer servir mejor el Photoshop para aplicaciones reales, probablemente encontrarán aquello que buscaban. Por ello, aunque entre nuestros alumnos contamos desde principiantes que llegan sin haber utilizado nunca el programa a profesionales del sector, el grado de satisfacción de todos ellos es extremadamente alto.

Resultado de una encuesta típica en uno de nuestros cursos:

  • El profesor domina la materia: 9,3/10
  • El curso tiene un enfoque aplicado: 9,6/10
  • El profesor es un buen profesor: 9,6/10
  • Mis expectativas han quedado satisfechas: 8,6/10

Más información: info@cursophotoshop.com


Temario

1 – Introducción y conceptos básicos
Introducción a la imagen digital. Imágenes vectoriales y mapas de bits. Tipos de archivos, características, ventajas e inconvenientes. El espacio de trabajo en Photoshop CS6, novedades. Paneles, herramientas y opciones en Photoshop. Introducción a las capas: Concepto y manejo de capas. Herramientas de selección en Photoshop (I): Marcos rectangular y elíptico, lazo y lazo poligonal, varita mágica y herramienta de selección rápida, selección por gama de colores, otras herramientas de selección.

2- Selecciones avanzadas y máscaras en Photoshop
Herramientas de selección en Photoshop (II). Introducción a los canales alfa y los conceptos de selección avanzada en Photoshop. Almacenamiento de selecciones en Photoshop. Las máscaras en Photoshop y su relación con los canales alfa. Manejo avanzado de capas. Ejercicios prácticos.

3.- Modificación de la luz en Photoshop
Uso avanzado de máscaras de capa. Introducción a las herramientas de control de la luminosidad en Photoshop. Uso avanzado de niveles y curvas. Transformación avanzada de imágenes en blanco y negro. Ejercicios prácticos.

Vista de la ciudadela desde la montaña Machu Picchu (Nikon D800, 14-24mm, f/8)
Vista de la ciudadela desde la montaña Machu Picchu (Nikon D800, 14-24mm, f/8)

4.- Edición no destructiva en Photoshop
Modos de fusión de capas. Efectos de capas. Capas de ajuste. Introducción a los objetos inteligentes y los distintos tipos de capas. Filtros inteligentes. Edición por zonas en imágenes en Photoshop con curvas, niveles y máscaras. Ejercicios prácticos.

5.- Introducción a la fotografía (I)
Conceptos básicos de fotografía. Elementos de una cámara digital. Modos de utilización de una cámara digital (prioridad a la apertura, a la obturación, modo programa y manual). Compensación de la exposición. Sensibilidad ISO, manual y automática. Selección de lentes. Modos de medición de luz. Fotografías en situaciones complicadas de luz. Uso adecuado del flash. Ejercicios prácticos. Criterios de selección y compra de cámaras fotográficas.

Palace of fine Arts. Foto realizada con una cámara compacta.

6.- Introducción a la fotografía (II)
Técnicas de enfoque. Procesos paso por paso para tomar una buena fotografía en distintas situaciones. Realización de imágenes de alto rango dinámico (HDR) mediante horquillado. Realización de fotografías panorámicas y montaje con Adobe Photoshop. Introducción al formato RAW y al Adobe Camera Raw. Ejercicios prácticos. Salida al exterior para realización de fotografías en campo.

Listo para la caza
Listo para la caza

7.- Revelado avanzado de imágenes (con Adobe Camera Raw)
Estudio en profundidad de las distintas opciones del Adobe Camera Raw (ACR). Edición combinada ACR – Photoshop. Revelado de imágenes HDR con Photoshop y con Adobe Camera Raw. Filtros específicos de fotografía en Photoshop. Flujo de trabajo en fotografía digital (introducción a los programas de gestión de la biblioteca digital como el Lightroom, copias de seguridad y formato de almacenamiento).

Puente y jardín de un templo en Kioto (Nikon D800, 24-70mm, f6.3)
Puente y jardín de un templo en Kioto (Nikon D800, 24-70mm, f6.3)

8.- Edición avanzada de retratos con Adobe Photoshop
2 ejercicios prácticos con retoque avanzado de retratos. Uso del tampón de clonar, pinceles correctores y parches. Retoque de piel, pestañas, ojos, etc. Retoque avanzado de piel mediante la separación de frecuencias. Técnicas avanzadas de retoque.

9.- Mejora de renders con Adobe Photoshop
Aplicación de las técnicas básicas aprendidas durante el curso a la mejora de renders realizados mediante programas de 3D. Añadir luminosidad y volumen. Tratamiento del cristal y los reflejos. Tratamientos de las superficies (reflejos, iluminación, sombras, efectos de agua, añadir hierba y otros tipos de texturas simples). Mejora de la productividad mediante el uso de Photoshop (hasta qué nivel utilizar el motor de render y cuándo pasar a Photoshop para retoques finales). Coloreado de planos en planta y añadido de texturas (parqué, sombras, luces)

Tormenta en ciernes
Tormenta en ciernes (Nikon D7200, 18-200mm)

10.- Día del alumno
Repaso a aquellos conceptos que no hayan quedado claros durante las sesiones anteriores. Técnicas específicas a petición de los alumnos (retratos warhol, tramado, tilt-shift, etc.). Puesta en común de dudas. Ejercicios prácticos.