Etiquetado: Grand Canyon

Fotografiando el oeste de los Estados Unidos

Muchas veces me pregunto (y me preguntan) si es necesario llevar una pesada DSLR en un viaje en lugar de llevar una mirrorless, o incluso una cámara más pequeña. Personalmente desde que hice el cambio a full frame con mi querida D800, siempre he considerado que un equipo con lentes profesionales aporta siempre un extra no tan intangible que marca la diferencia entre buenas fotos y grandes fotos.

En mi reciente viaje al oeste de los Estados Unidos pude nuevamente poner en práctica esto a prueba. Llevaba no solo mi D800 con la inevitable pareja de zooms (24-70 y 14-24) sino también una Sony RX100 M3 que ha resultado ser una excelente cámara de soporte. He de reconocer que las fotos de la Sony son sorprendentes dados el tamaño y el precio de la cámara. Sin embargo, al llegar a casa, las fotos de la D800, como siempre, sobresalían.

El viaje me brindó la oportunidad de fotografiar escenas muy distintas, totalmente opuestas. Tratando de realizar mis propias versiones de lugares repetidos hasta la saciedad como el Gran Cañón o el Antelope Canyon y otros mucho menos repetidos en la costa de Oregon.

Agradecí llevar conmigo el 14-24, pero como tantas otras veces, no siempre más es mejor, y pese a la inmensidad de los paisajes a veces una focal más corta me ayudó a reflejar mejor el lugar y lo que estaba viviendo.

Una nota final precisamente va para esos lugares que, al menos a mí, me resultan imposibles de fotografiar adecuadamente. Esos en los que, cuando llegas a casa, las fotografías nunca reflejan del todo la espectacularidad, la presencia o el espíritu del lugar. En este viaje ese fue sin duda el Zion Park. Una maravilla de la naturaleza al que las fotos (o mis fotos) no le hacen justicia en absoluto.

Fotos reveladas con Lightroom 5, con el revelado de 3 minutos que habitualmente vemos en nuestros cursos.

Pero esta entrada sin fotos no vale nada, así que mejor os dejo con ellas.