Etiquetado: tilt-shift

10 imágenes en tilt-shift que nos hacen querer jugar con Photoshop

Los objetivos tilt-shift (descentrables) son lentes especiales. El nombre proviene de su capacidad para rotar (tilt) y desplazar (shift) el plano de la lente con respecto al de la imagen. La rotación del plano de la lente permite cambiar el plano de enfoque (y por tanto aquello que aparece nítido en la imagen) mientras que el desplazamiento permite cambiar la perspectiva (y modificar por ejemplo la fuga o convergencia de líneas paralelas).

Objetivo Canon 24 TS-E Tilt-shift
Objetivo Canon 24 TS-E Tilt-shift

Sin embargo, el tilt-shift se ha hecho mucho más conocido como una técnica de simulación de maquetas. Una de las consecuencias de rotar el plano del enfoque es modificar severamente la profundidad de campo. Cuando nuestro cerebro percibe en una imagen que cosas que deberían estar todas enfocadas en una imagen no lo están, asimila dicha sensación a las fotografías de maquetas (en fotografía macro, la profundidad de campo es muy pequeña y por ello es habitual que todo salvo el objeto enfocado -o partes del mismo- se vea desenfocado).

Desde hace ya bastantes años, la técnica en Photoshop se ha popularizado simulando maquetas de todo tipo. En nuestros cursos de Photoshop y fotografía digital es habitual aplicarla: basta utilizar alguno de los nuevos filtros de desenfoque de Photoshop o incluso el gaussiano y una buena máscara de capa para que sólo una pequeña parte de la imagen quede enfocada. Un poco de saturación adicional y deberíamos conseguir el truco.

Si esto mismo lo aplicamos a una secuencia de video con un time-lapse, obtendremos lo que parece una película de animación fotograma a fotograma de una maqueta.

Esta es una galería de imágenes en tilt-shift que hemos rescatado de un post de Collegehumor.

Las novedades en Photoshop CS6 (II)

Quedaba pendiente una segunda parte a nuestro primer post detallando las novedades de CS6. Lo cierto es que por unas cosas o por otras no habíamos podido volver a la lista de novedades. En la primera entrada hacíamos una valoración global del programa, por lo que ahora es necesario entrar en detalle:

1.- Espacio de trabajo
Tal y como adelantábamos, el espacio de trabajo de Photoshop es completamente nuevo y cambia algunas de las cosas a las que estábamos acostumbrados desde siempre. El panel de propiedades crece en importancia y la barra de aplicaciones desaparece para dar más espacio (una barra a la que personalmente nunca le encontré utilidad alguna, salvo lanzar el Bridge, aunque ocupaba espacio vertical, cada vez más vital)

La barra de aplicaciones en Photoshop CS4. Una barra de utilidad muy discutible

2.- Nuevo motor gráfico
Una de esas cosas que no se ve, pero se siente. El nuevo motor de gráficos Mercury (MGE) de Photoshop utiliza la tarjeta gráfica y los protocolos OpenGL y OpenCL. Esto resulta en una previsualización casi inmediata de herramientas como la transformación libre, el Warp, el Puppet Warp (cuya traducción al español es tan mediocre que nunca recuerdo), Licuar y los efectos de iluminación (también rediseñados en CS6).

La diferencia en aquellos ordenadores equipados con una buena gráfica se nota hasta en detalles como el zoom del programa, pero evidentemente todo esto puede llegar a ser hasta una desventaja para ordenadores sin una buena tarjeta gráfica.

3.- Tooltips
En varios comandos (como la herramientas mover o recortar o el comando transformación libre) el cursor del ratón mostrará información util mientras las usamos (tamaño, ángulo, etc.). Esta información aparece incluso cuando cambiamos el tamaño del pincel mediante atajo.

4.- Auto-guardado y guardado en segundo plano
Por fin Photoshop incluye la posibilidad de auto-guardar los documentos. Algo que era difícil de explicar a los usuarios de Office, era que en el poco previsible evento de que el programa se quedara colgado, todo lo que no hubieramos guardado se perdería. Ahora es posible configurar el auto-guardado de Photoshop.

Por otra parte, con el incremento del tamaño de los ficheros, Photoshop CS6 posibilita que sigamos trabajando mientras el documento (una versión del mismo al menos) se guarda en segundo plano. De esta manera, no tenemos que parar mientras generamos una copia de seguridad.

5.- Bridge de 64 bits
Nunca he sido un gran fan de Bridge, ni de su hermano pequeño MiniBridge (no, no es un chiste de Austin Powers). Sin embargo, algunos fotógrafos lo utilizan como parte de su flujo de trabajo organizando fotos y carpetas (personalmente prefiero Lightroom). En esta versión Bridge pasa a tener 64 bits y gana algo de agilidad, aunque a costa de que Photoshop solo funcione en 64 bits en Mac (lo que no es una desventaja, porque la velocidad es notablemente superior. Si tu Mac no lo soporta, seguramente no merezca la pena actualizar a CS6).

6.- Edición de video
Otra más de estas funciones que no acabo de entender en Photoshop (que siempre ha sido un programa de edición de mapas de bits estáticos). Hasta ahora Photoshop incluía edición de video en la versión Extended pero ahora lo hace en la Standard.

Personalmente prefería los programas exclusivamente dedicados a la edición de video, si bien es cierto que para los que dominamos PS sea una manera muy rápida de obtener grandes resultados. La posibilidad de aplicar capas de ajuste y filtros parece demasiado apetitosa como para no probar.

7.- Herramientas parche y mover según el contenido
En las últimas versiones Photoshop ha ido mejorando sus herramientas en función del contenido (como el relleno en función del contenido). Aunque nunca lo totalmente “automático” funciona como queremos, siempre puede venir bien que Photoshop intente rellenar zonas nuevas con la información que las rodea. En esta ocasión nos deja parchear y mover objetos rellenando con esta tecnología.

7.- Nuevos contornos y rellenos para las capas de forma
Las capas de forma (la alternativa para dibujar rectángulos o círculos en Photoshop de manera vectorial) eran muy limitadas hasta ahora. En CS6, podemos editar el relleno de las formas y el contorno (incluso con líneas discontinuas) así como alinearlas. Los que vengan de Illustrator o InDesign están de enhorabuena.

8.- Nuevas herramientas de desenfoque
Si algo aparece regularmente en casi cada nueva versión de Photoshop son herramientas de desenfoque. En CS6 el énfasis está claramente en dotar de nuevas herramientas creativas a los fotógrafos con los desenfoques de campo, iris y el tilt-shift (que curiosamente ya enseñábamos a reproducir en nuestros cursos desde hace unas cuantas ediciones)

8.- Filtro adaptativo de gran angular
Nuevamente una herramienta enfocada a los fotógrafos. Si hace un par de versiones ya aparecía el fantástico filtro de corrección de lente, este filtro se dirige específicamente a los ojos de pez y a los angulares más extremos.

9.- Nueva versión de Camera Raw
Aunque ya apareció con el Lightroom 4, la nueva versión de Camera Raw sigue mejorando las posibilidades de revelado de nuestros archivos RAW. Una de las muy buenas razones para disparar en RAW (un mismo archivo seguirá mejorando conforme los señores de Adobe actualicen sus motores de Camera RAW).

10.- Mejoras en los pinceles / filtro de pintura al óleo
El uso de los pinceles no ha sido nunca mi fuerte en Photoshop. Sin embargo, he de reconocer que hay gente que es capaz de hacer auténticas maravillas con ellos. CS6 incorpora un nuevo aerógrafo que se comporta de manera más real, y también un pincel que se desgasta con el uso. Para los menos hábiles como yo, el nuevo filtro de pintura al óleo nos permitirá intentar convertir una foto en un cuadro de manera casi automática (con todas las limitaciones de un proceso casi automático).

11.- Filtrado de capas
Las capas es otro de los aspectos básicos que sufren mejoras en CS6. En concreto alguien por fin se ha dado cuenta que a veces el número de capas de un archivo crece hasta las decenas y han introducido la posibilidad de filtrarlas y ocultarlas de acuerdo a diversos parámetros (nombre, tipo de capa, etc.). La utilidad de estas mejoras dependerá del número medio de capas en nuestros archivos así como la capacidad de incorporar estas ventajas en el flujo de trabajo.

12.- Mejoras en texto
Otra de las herramientas básicas que estaba pidiendo mejoras a gritos era el texto. Para intentar incrementar la productividad de esta herramienta, Photoshop permite ahora guardar las opciones más utilizadas. Además Photoshop permite ahora convertir el texto en contornos o formas, e incluso genera un “lorem ipsum” automático.

Conclusión

Una nueva versión de Photoshop es siempre una invitación a la actualización. Los usuarios habituales deben contrastar si las mejoras introducidas son suficientes como para realizar el gasto de la actualización. Este gasto también dependerá de la última versión comprada, por lo que no hay una respuesta única a la pregunta “¿Debo actualizarme a CS6?”.

Personalmente creo que la nueva versión se hace muy fácil de utilizar y a mí me reporta una mayor velocidad en algunas acciones que repito mucho. Pero claro, dado que yo siempre tengo que tener la última versión para impartir mis cursos, mi proceso de toma de decisiones no sirve para esta entrada, por lo que cada uno deberá decidir si actualiza o no.