Etiquetado: verano

Abierta la preinscripción para nuestro curso de julio

Estamos a mitad de febrero, y aunque esta semana las temperaturas son mucho más razonables que hace unos días, estamos en pleno invierno. Sin embargo, estoy seguro que muchos de los pixelandos ya están pensando en estos momentos en aquello que harán el próximo verano, en concreto en el mes de julio.

Futuro alumno de nuestro curso de julio deseando que llegue el verano
Futuro alumno de nuestro curso de julio deseando que llegue el verano

Nuestra sugerencia es clara: apuntaos a nuestro curso intensivo de Photoshop y Fotografía Digital. Dos semanas electrizantes en las que mejorar notablemente la capacidad de capturar buenas fotografías, revelarlas de manera adecuada y editarlas con el software de referencia de la industria.

Podéis realizar la preinscripción a nuestro curso en el siguiente enlace:

Nuestros dos últimos cursos han colgado el cartel de no hay billetes, por lo que nunca es demasiado pronto para garantizarse una plaza en nuestro curso. Quedan unos meses, pero podéis ir preparando las gafas de sol, las chanclas, la toalla y afilando vuestra cámara digital.

10 consejos para evitar que te roben la cámara estas vacaciones

Salir de vacaciones con buen material fotográfico al cuello o al hombro siempre es un desafío. Desde siempre, yo he sido un poco paranóico al respecto, aunque los he visto peores. Todos sabemos que cuando viajamos somos especialmente vulnerables y ser precavido no está de más. Hace unas semanas me encontré el siguiente video:

Por una parte me dije “profesional, muy profesional” (parafraseando al gran Pazos):

Al parecer, el robo se dio en San Petersburgo,… y aunque lo primero que hice fue preguntarme quién lo grababa y cómo esta persona había conservado su cámara (con tanta profesionalidad alrededor,… y me cuesta creer que sea parte del equipo que da el golpe), lo cierto es que parece una situación que bien pudiera pasar al común de los mortales.

Por otra parte, confirmé que era imposible proteger una mochila, la cámara con el zoom llamativo y, sobre todo, el plano de la ciudad al mismo tiempo. Por eso, y para evitar males mayores entre los lectores de pixelando, he decidido elaborar una lista de los 10 mejores consejos para conservar nuestra cámara estas vacaciones:

1. Cambia la correa. A todos nos hace mucha ilusión que nuestra correa muestre en amarillo fluorescente la marca y modelo de nuestra cámara. Eso sí, cualquier amigo de lo ajeno aficionado a las cámaras sabrá a decenas de metros de distancia cuánto dinero cuelga de nuestro cuello. Uno de estos días tendremos una entrada sobre correas, pero mientras tanto, cambia la tuya por una más discreta.

2. Elige bien la bolsa. Si la correa es importante, también lo es la bolsa. Cuanto menos “Canon” o “Nikon” diga mejor. Hoy en día existen bolsas discretas que ni siquiera parece que contengan una cámara en su interior (las llamadas “messenger bags”). Marcas como Crumpler se han ganado una reputación a base de hacer bolsas que no parece que tengan nada valioso dentro. La oferta es amplísima en la mayoría de las mejores marcas, pero es difícil elegir bien. Otro buen asunto para una futura entrada.

3. No dejes que la cámara pille frío (o calor). De nada sirve tener una bolsa discreta si la cámara siempre está fuera. Guarda la cámara cuando no la uses. Por eso es tan importante que nuestra bolsa, aparte de discreta, nos facilite un acceso instantáneo (al mismo tiempo que seguro) a nuestra cámara. Algunos modelos incluso llevan potentes velcros que permiten un acceso rápido (aunque ruidoso) a nuestro equipo.

4. Dime por dónde andas,… Ser prevenido tiene mucho que ver con poder pasar unas vacaciones tranquilas. No hay que confundirlo con miedo, pero ser consciente de nuestro entorno y los posibles peligros del mismo nos puede ahorrar muchos problemas. Lugares muy turísticos o abarrotados de personas son perfectos para que nos fuercen a comprarnos otra cámara.

En lugares emblemáticos por ser trampas de turistas, mucho cuidado con supuestos guías, lugareños samaritanos y amantes de la conversación en general. Muchas veces, como buen ilusionista, tan solo quieren desviar nuestra atención.

5. Pegado a ti. Hace no mucho presencié como unos ladrones se agenciaban el bolso de una turista que cenaba tranquilamente con unos amigos. El bolso se encontraba debajo de la mesa que compartían 4 personas. Es obvio que no siempre vamos a poder tener nuestra bolsa o nuestra cámara encima nuestro, pero incluso en esas circunstancias deberíamos mantener el contacto físico con nuestro equipo. Yo suelo enrollar la correa de mi bolsa a mi pierna si alguna vez he de dejarla en el suelo,… y por supuesto no le quito ojo de encima.

6. Identifica tu equipo. Hay potentes razones por las cuales deberíamos apuntar todos los números de serie de nuestras cámaras/objetivos. Por una parte, si nos los roban y tenemos seguro (algo no desdeñable si viajamos a países con riesgo) nos ayudará mucho el tener dicha información para reclamar a la aseguradora. Por otra, será de utilidad si por un casual la policía recuperara tu cámara. Incluso en el caso de que la policía no lo logre, tal vez tú si (como este chico de San Francisco).

Si por lo que fuera, no hubieras podido grabar el número de serie de tu cámara, siempre puedes coger una de tus fotos originales y utilizar esta web:

http://www.stolencamerafinder.com/

En ella, a partir de una foto obtenemos el número de serie de una cámara. Nos podría incluso servir para saber si una foto sospechosa está hecha con la nuestra si alguien cuelga fotos en Internet intentando vender nuestra cámara.

En cualquier caso, siempre podéis aplicar el truco del famoso Ken Rockwell (el Chuck Norris de la fotografía) que configura el campo nombre del fichero, comentario y copyright de sus cámaras con sus iniciales o nombre. Cualquier foto hecha con la misma quedará marcada.

7. Muestra confianza. Como en los documentales del National Geographic con los antílopes, los cacos huelen el miedo del turista (en este caso la desorientación). Pongamos nuevamente en el video de San Petersburgo como ejemplo. Ese plano de la ciudad desplegado al viento, ese aspecto de turista de libro… Es evidente que en ciertos ámbitos nunca pasaremos inadvertidos, pero sí podemos parecer unos viajeros experimentados que conocen bien el lugar. El aplomo y evitar el aire de presa fácil nos pueden descartar como objetivo.

8. Siempre de mano. Este consejo tiene doble objetivo. Las maletas que facturamos siempre pueden resultar atractivas para algunos indeseables (especialmente si enviamos material fotográfico que deberá ir en recipientes especiales). Por otra parte, cualquiera que se haya asomado a la ventanilla de un avión, ha podido ver cómo algunos empleados de las líneas aéreas practican el lanzamiento de martillo con los bultos facturados (aunque hay que decir que hay pasajeros que parece que facturen yunques).

Por ello, hay que intentar que todo el equipo fotográfico viaje con nosotros en cabina. Por lo general las compañías permiten un trolley de dimensiones cada vez más reducidas (las típicas 55x40x20) y un bulto adicional (portátil, bolso ó ¡cámara!). Si tenemos una bolsa que se acople bien en la parte superior del trolley enganchada al asa del mismo (mi Lowepro Nova AW200, pese a ser muy grande queda discretita) pasaremos inadvertidos (las tripulaciones de los aviones si os fijáis viajan igual. Procurad no llevar nada más).

la lowepro nova AW 200 permite acoplarse al trolley mediante una cinta de tela en la parte posterior
la lowepro nova AW 200 permite acoplarse al trolley mediante una cinta de tela en la parte posterior

9. Cuidado en los hoteles. Las habitaciones de los hoteles son por desgracia más accesibles de lo que quisiéramos. El momento de limpieza de la habitación (cuando está con la puerta abierta) puede ser aprovechado por cualquiera para ver ese maravilloso objetivo que con placer estrenamos en el viaje y que hemos dejado descuidado encima de la cama para bajar a desayunar.

El uso de las cajas fuertes de la habitación, o incluso la del hotel (para los pros con cristales de tamaño considerable) lleva poco tiempo y al menos les dará a muchos de los cacos más trabajo (y si hay que reclamar a un seguro, no podrán considerarlo hurto al estar bajo llave).

10. Toca madera. Voy a ser el primero en seguir este consejo. Llevar equipo caro encima siempre comporta un riesgo y es imposible evitarlo por completo (salvo que decidamos no usarlo nunca). Por ello, hay que confiar también en no tener mala suerte. Pese a todo, estos diez consejos que no son más que sentido común, deberían hacer que concluyamos nuestras vacaciones sin sobresaltos la gran mayoría de las veces.

Pero que conste en acta que hay mil cosas que pueden ir mal, como se encarga de demostrar Internet. He aquí un par de videos en los que unas gaviotas roban una cámara (una gopro ligerita, claro) y un pulpo decide dar un “tirón” a un submarinista que acaba persiguiéndolo por medio océano.

¡Felices vacaciones y buenas fotos!

Robo de Gopro por gaviota (caso 1)

 

Robo de Gopro por gaviota (caso 2)

 

Pulpo aficionado a la fotografía

octopus steals my video camera and swims off with it (while it’s Recording) from Victor Huang on Vimeo.

Abierta la preinscripción del curso de Photoshop de Julio en Valencia

Ya está abierta la preinscripción para poder participar en nuestro curso de Photoshop de Julio en la Universitat Politcnica de Valencia. A diferencia de otras ediciones de nuestros cursos, el curso de verano se imparte de manera intensiva y permite en tan solo 10 días seguir el temario completo de Photoshop avanzado y fotografía digital.

colas para inscribirse en el curso de julio de Photoshop
Cola para inscribirse en nuestro curso de julio de Photoshop

Como siempre en los cursos organizados por el Centro de Formación Permanente de la UPV, se permite la preinscripcion gratuita para garantizar la plaza hasta la apertura de la inscripción. La expectación para el curso de Julio está siendo tremenda, como demuestran las colas que se están formando para la inscripción en el mismo (ver foto).

Bromas aparte, para cualquier información adicional, podéis visitar nuestra página de cursos en la que se detalla el temario y la filosofía de los mismos.

  • Inscripción y Precios
  • 20ª Edición
  • 45 horas – Del 1 al 12 de Julio de 2013
  • De lunes a viernes de 15:30 a 20:30 h.
  • Certificado de la Universitat Politècnica de València