Libro recomendado: Direction and quality of light (Neil Van Niekerk)

Cuando comenzamos a incluir la fotografía digital como parte integral de nuestro curso de Photoshop el objetivo era claro: como regla general es mucho más difícil corregir los problemas en el ordenador usando Photoshop, que realizar correctamente la fotografía en origen. En otras palabras, no tiene demasiado sentido aprender mucho Photoshop para mejorar nuestras imágenes si nuestros conocimientos y técnica fotográficos no nos permiten capturar correctamente las mismas.

Sin embargo, en la era de la fotografía digital los menús de las cámaras han hecho mucho daño. Los fotógrafos amateur a menudo confunden conocer al detalle el funcionamiento de su cámara y todas sus posibilidades técnicas con ser buenos fotógrafos. Si además, como sucede en mi caso, son ingenieros o tienen un perfil técnico, es mucho más sencillo discutir sobre rango dinámico e ISO que aprender a iluminar correctamente.

Por eso, libros como Direction and Quality of Light son un gran descubrimiento en mi cosntante búsqueda por comprender como obtener mejores imágenes con mi cámara. Recientemente publicado (en Marzo de 2013) tuve la suerte de aceptar una de las sugerencias de Amazon para comprar un libro (intento leer tanto de fotografía como puedo). En este caso (no siempre es así) la compra resultó valer su peso en oro (especialmente porque se trata de un libro muy económico, eso sí, en inglés).

Direction and Quality of Light. Un gran libro para comprender la luz en fotografía.

Direction and Quality of Light. Un gran libro para comprender la luz en fotografía.

 

El gran mérito de Neil Van Niekerk (el para mí desconocido autor hasta la fecha) es hacer fácil lo difícil. Hablar de la luz sin hablar del equipo. He leído demasiados libros en los que parece que para iluminar correctamente es necesaria una inversión nada despreciable en material fotográfico. A lo largo de los años he acabado con varios flashes inalámbricos, difusores varios para los mismos, reflectores, paraguas, pies, etc., que siendo totalmente honestos (ahora que no nos lee nadie) han hecho muy poco por ayudarme en mi fotografía. ¡Ojo! no digo que no se deban utilizar o que permitan fotos maravillosas. Simplemente que si uno tiene poco tiempo, resulta difícil interiorizar todos esos mecanismos y aplicarlos rutinariamente.

Hace poco contaba en mi post sobre Machu Picchu que soy un fotógrafo ocasional. Así es y así me considero (y sé que muchos lectores de Pixelando también lo son). Me encantaría poder montar un estudio semi-permanente y tener las horas para poder aplicar todo lo aprendido en Strobist (la web en inglés, su traducción al español es mucho menos interesante aunque genial para aprender si uno no se maneja en el otro idioma). Sin embargo la realidad es que pese a lo maravilloso que es el trabajo de gente como Joe McNally (al que ya vimos en nuestra entrada sobre vibración mostrándonos Da Grip) y lo apasionante de la fotografía con flash fuera de cámara (por poner un ejemplo) lo cierto es que estas personas viven de un cierto tipo de fotografía y muchos de nosotros no podemos dedicar el tiempo necesario a nuestra afición para poder hacer muchas de las cosas que nos cuentan.

The Hot Shoe Diaries. Ejemplos de fotografía con flash fuera de cámara por Joe McNally.

The Hot Shoe Diaries. Ejemplos de fotografía con flash fuera de cámara por Joe McNally.

Por ello Direction and Quality of Light resulta aún más valioso para mí. Porque aunque el autor hace referencia a las distintas técnicas de iluminación y al equipo necesario para poder realizar cierto tipo de retratos (el libro se centra en gran medida en este tipo de fotografía) de lo que realmente nos habla es de la luz, su naturaleza y cómo entenderla para luego poder dominarla.

Y así, en un ejemplo maravilloso, Van Niekerk nos enseña como convertir una horrible luz del vestíbulo de un hotel (cenital, puntual, fuerte) y que crea la famosa sombra debajo de la nariz que siempre hay que evitar (esas horribles fotos al mediodía, cuando muchos creen que la luz es buena) en una fuente de luz creativa. ¿Qué hace el fotógrafo para ello? ¿ISO, reflectores, difusores, strobism, luces de estudio…? No, simplemente cambia la pose de la modelo:

Iluminar no es tan sólo cuestión de equipo. Direction and Quality of Light.

Iluminar no es tan sólo cuestión de equipo. Direction and Quality of Light.

Espero que la editorial no se ponga legalista por incluir este ejemplo gráfico sacado del libro. Creo que les puede ayudar a vender unos cuantos libros y es puramente editorial. Y por encima de todo, demuestra que el autor piensa en la luz y no en el equipo fotográfico que lleva encima.

El libro no es para nada filosófico y tiene capítulos sobre gran parte aquello que esperamos encontrar en iluminación: luz disponible, flash integrado y flash fuera de cámara (incluyendo geles,… ya hablaremos de esto). Pero leyendo el libro uno se lleva la conclusión de que puede aplicar gran parte de lo aprendido en el día a día para hacer mejores fotos.

Desde que leí este libro he descubierto que poco a poco voy cambiando mi manera de valorar la luz disponible para una fotografía. Eso es mucho decir y está mejorando mis fotos. Sin duda una gran referencia altamente recomendada por Pixelando.