Photoshop CS6 – Las novedades (I)

Cada año Adobe saca una nueva versión de Photoshop. Un nuevo programa que sustituye al anterior y que debe contar con suficientes novedades como para convencernos de pagar la correspondiente actualización.

Durante muchos años (antes de la era CS) las versiones aparecían de manera más pausada y era más fácil tomar las decisiones. En la actualidad Photoshop es un monstruo que cada vez hace más cosas y llevar la cuenta de las novedades y su verdadera utilidad puede resultar una tarea titánica. Este post intenta mostrar algunas de las novedades más interesantes

Interfaz

Sin duda el cambio más notable en CS6. Photoshop deja atrás la interfaz tradicional que heredaba desde el Photoshop 1.0

Para los nostálgicos atrás queda el color gris claro de las barras de herramientas, que aunque podrá ser configurado así la gran mayoría de los usuarios nunca verán porque el nuevo escritorio en Photoshop es gris muy oscuro. El cambio tiene lógica ya que muchos de nosotros ya gustábamos de ver las imágenes con marco negro. El peso de la fotográfía en el programa se hace notar en este cambio, y de hecho Photoshop sigue a Lightroom ofreciendo un interfaz muy similar al de su programa hermano.

Faltan en el CS6 sin embargo las grandes noticias acerca de nuevos filtros o funciones milagro. Y eso no son necesariamente malas noticias. En su carrera por sacar un programa comercialmente atractivo Adobe ha adornado con mucha frecuencia las sucesivas versiones CS con herramientas de impacto. Muchos de nosotros no encontrábamos en estas herramientas un verdadero aliciente para el usuario avanzado o profesional. Triste recuerdo de herramientas como el lazo magnético, cuyo único cometido en este mundo parece que fue contentar a alguien de marketing en Adobe hace unas cuantas versiones.

No sería justo hacer cajón de sastre y meter en este grupo a todas las novedades que ha incluido Adobe en estos años. Pero sí es cierto que algunas de ellas encuentran difícil justificación a la vista de otras herramientas más antiguas y que puede funcionen hasta mejor. Sin embargo, el Photoshop CS5 ya supuso un cambio de tendencia clara. Su lanzamiento supuso la aparición de la actualización más significativa de los últimos tiempos. Y gran parte de la culpa la tenían los cambios menos visibles, los menos llamativos.

Photoshop CS6 continúa en esa tendencia. Presenta una nueva versión del motor Camara RAW que comparte con Lightroom 4, tiene filtros concatenables para poder encontrar fácilmente capas, permite grabar en segundo plano mientras trabajamos con otro fichero, presenta un mejor uso del motor GPU que aparentemente mejora el rendimiento de algunas herramientas (p. ej. licuar) notablemente y mejora la herramienta de recorte (de nuevo una mejora para fotógrafos).

Pero las mejoras no acaban ahí. Photoshop sigue evolucionando para desbordar su naturaleza de herramienta de imagen de edición de mapas de bits. Las capacidades vectoriales siguen ampliándose y mejorándose (pese a que nunca llegarán a ser las de Illustrator) las funciones en 3D -para la versión extended- siguen creciendo (aunque nunca harán sombra a un programa de modelado y ahora aparecen las funciones de vídeo (que siempre quedarán lejos del Premiere, por incluir la referencia de Adobe).

Quedará para un segundo post el análisis detallado. Pero en una primera aproximación el CS6 lleva mucho más que un retoque de cara. La interfaz no solo pasa a ser gris oscuro sino que vuelve a ser amigable (después de un cambio a mucho peor hace unas tres versiones). Permite por fin maximizar fácilmente en Mac y aprovechar el tamaño de la pantalla. El motor gráfico es claramente mucho más potente y, no sé si será un mejor aprovechamiento de los 64 bits o de la GPU, pero realmente parece mucho más ágil que el CS5 a igualdad de ordenador (lo que sin duda se agradece pensando en los ficheros fotográficos que se avecinan por encima de los 20 Megapíxeles).

En definitiva, parece que por fin Adobe ha decidido acordarse de los que trabajan a diario con Photoshop y se ganan la vida con el programa. O al menos de aquellos de nosotros a los que no es fácil impresionar con una herramienta llamativa. A primera vista, el CS6 se presenta como una versión de Photoshop a la que será imprescindible actualizarse.

Parte II